//
estás leyendo...
TallerSur-contenidos

La realidad de los derechos humanos

Por Ana Valtueña, Paula Torrente, Pili Pérez y Nuria Chueca

A diario, vemos como los medios de comunicación hacen llegar hasta nosotros mensajes que reflejan la reiterada violación de los Derechos Humanos con continuas noticias que pueden llegar a anular nuestra sensibilidad.
Actualmente, todos los Estados y grupos de poder se vanaglorian del cumplimiento de los Derechos Humanos, sin embargo, estos son a la vez universalmente aceptados e incumplidos.

La Declaración Universal de Derechos Humanos, fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en Paris, en 1.948. En ella se recogen derechos de carácter civil, político, social, económico y cultural, siendo una garantía de la persona frente a los poderes públicos.  La Declaración supone un reconocimiento universal de los derechos básicos y libertades inherentes a todos los seres humanos, ya que todos hemos nacidos libres e iguales en dignidad y derechos, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión política, nacional, social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Y es la primera vez que la comunidad internacional se comprometió a defender la dignidad y justicia de todos los seres humanos.

Pero citemos sólo 3 de los 192 países miembros donde existen contradicciones obvias a los Derechos Humanos:

Afganistán entró en Naciones Unidas en el año 1946. Se podría hablar mucho de este país. De sus injusticias, en la ejecución de sus leyes, de la desigualdad entre sexos, de su falta de libertad…  cuestiones que contradicen claramente el artículo 16 de la declaración de los derechos humanos, que garantiza el matrimonio en libertad a partir de los 16 años, el pleno consentimiento y la protección de la familia.  En Afganistan la edad núbil son los 12 años tiempo que estiman que una niña ya esta formada para mantener relaciones sexuales.

Bangladesh pasa a formar parte en 1974. Y desde entonces incumple el artículo 25 de la Declaración: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios…”

Ruanda entró en Naciones Unidas en el año 1962. Sufrió una guerra civil entre los años 1990 y 1994, no había bandos, no se podía elegir, simplemente una persona que medía el ancho de la nariz con un calibre decidía por ellos y en un segundo pasabas a tener de enemigo a tu padre a tu abuelo o a tu madre. Perdieron la vida 1.000.000 de personas y la alianza de las naciones unidas nunca intervino. El artículo 3 de la Declaración dice: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.”
Ahora citemos un ejemplo práctico y muy reciente.  El derecho humano al agua potable y saneamiento se reconoció el pasado 28 de julio de 2010. Sin duda es una decisión sorprendente por su tardía puesta en marcha, ya que otros derechos esenciales llevan reconocidos desde 1946, como el derecho a la salud, que para cumplirse requería un buen saneamiento del agua. Es necesario destacar que mueren más personas por enfermedades derivadas del mal estado del agua que por cualquier guerra que se haya producido.
Actualmente existen dos grandes problemas a los que se enfrenta el planeta con respecto al agua potable. En primer lugar, la población mundial sufre una desigualdad notable en la repartición geográfica del agua. Por ejemplo, en continentes con una tasa de población muy alta, como África, la escasez de recursos hídricos debido al clima es considerable. El PNUMA prevé que para 2025 cuarenta y ocho países sufrirán escasez de agua, es decir más de 2.800 millones de habitantes.
En segundo lugar, nos enfrentamos a una mala distribución del recurso entre las distintas actividades humanas, la mayor cantidad de agua dulce es utilizada en la agricultura y cada vez más, la producción supera a la demanda.  A todo esto le sumamos la creciente contaminación de las aguas debida al vertido de diversos deshechos industriales y fertilizantes que no va a dejar de aumentar puesto que la actividad industrial y agrícola ha crecido constantemente desde los últimos años y países que hasta ahora habían estado en la sombra, actualmente empiezan a desarrollarse. Además la población mundial crece por lo que la necesidad de agua potable será cada vez mayor.
Por otra parte, encontramos el problema de la privatización de los recursos naturales es una realidad que ha causado numerosos conflictos y víctimas en la historia de la humanidad. El agua es un recurso más causante de grandes disputas como “La guerra del agua de Cochabamba” cuyo nombre designa a las múltiples protestas que se produjeron en la ciudad homónima boliviana.
La privatización del agua sigue siendo un problema actualmente, ya que en varios países de América Latina los ciudadanos pagan por una potabilización del agua corriente pero que no está en suficientes condiciones para ser consumida. En consecuencia, los ciudadanos se ven obligados a comprar agua embotellada a unos precios que no todos pueden permitirse. Por lo tanto, las empresas potabilizadoras ingresan dinero de dos fuentes distintas: con la potabilización del agua corriente de mala calidad y con la venta de agua embotellada.
Dadas las causas de la escasez de agua potable, debemos entender que a pesar de que el reconocimiento del derecho humano al agua potable es un avance, no significa que esta grave situación haya mejorado. Debe replantearse totalmente la forma de vida y el modo de consumo de este recurso tanto en el Norte como en el Sur. Hemos de abrir los ojos para darnos cuenta de que si tal proporción de la populación no tiene acceso a este recurso es porque detrás de esta realidad se encuentra además del uso excesivo de los países desarrollados, un gran impedimento llamado interés económico por parte de los pocos que poseen el poder. El ejemplo del derecho al agua potable es solo uno más de tantos que no se llevan a la práctica como se debería, no debería quedarse solo en el papel.
Aunque en la actualidad parece que están superados los obstáculos al cumplimiento de los Derechos Humanos, existen situaciones y hechos en nuestro propio país que incumplen claramente valores recogidos en nuestra Constitución Española. No debemos de olvidar que no sólo los países subdesarrollados corren el peligro de la privatización. Por poner un ejemplo de España, en 2008, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, planteó la posibilidad de privatizar el agua madrileña y aunque la propuesta fue rechazada, este año 2011 ha vuelto a declarar su pretensión de privatizar el 49% del Canal de Isabel II.
Las principales preocupaciones de Amnistía Internacional sobre la situación de los derechos humanos en España aparecen reflejadas, como para otros países, en el Informe Anual que cada año publica la organización. En nuestro país los cuatro temas más destacados son: la inmigración, la violencia de género, el problema del grupo terrorista ETA y las víctimas del franquismo.
Asimismo, Amnistía Internacional da una serie de recomendaciones que España debería seguir y hacer el esfuerzo para cumplir Declaración Universal de los Derechos Humanos.
De acuerdo que aún falta mucho para la igualdad y que todavía queda un gran vacío normativo. Pero esto hay que sacarlo del papel y ponerlo en práctica. Todos tenemos un compromiso moral, preguntémonos cuál es.

Ana, Paula, Pili y Nuria participan en el Taller “Acercándonos al Sur 2011”

Anuncios

Comentarios

3 comentarios en “La realidad de los derechos humanos

  1. ¿Cuáles son las recomendaciones de AI para España? Gerardo

    Publicado por TALLERSURZARAGOZA | 17 diciembre 2011, 0:21
  2. El derecho al agua potable es un tema básico. La guerra del agua de Cochabamba es una de las muchas… ¿Sobre qué tema queréis incidir más directamente? ¿Sobre qué cuestión os gustaría sensibilizar? A mí me parece muy interesante la referncia del final a la violencia de género en España… Gerardo

    Publicado por TALLERSURZARAGOZA | 17 diciembre 2011, 0:24
  3. Excelente artículo, nos invita a una profunda reflexión

    Publicado por Carlos Castaño | 16 noviembre 2014, 16:03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

“ACERCANDONOS Al SUR”

Taller de 4 sesiones sobre la realidad del Sur y la Cooperación al Desarrollo. Organizado por Huauquipura, Vides, Entreculturas, Intered y Acción Solidaria Aragonesa (ASA).

Pon AQUI tu e-mail.

Únete a otros 89 seguidores

Comparte este blog

Facebook Twitter More...